PIMIENTO ROJO ESCALIBADO


image

No hace falta más que una buena brasa o en su defecto una llama de los fuegos de nuestra casa para saborear la carne asada de los pimientos rojos.
Los pondremos directamente a la llama hasta que se nos queme su piel externa, una vez que los tengamos hechos (unos 10 min por cada lado), los pondremos en una bandeja tapados con un paño para que con la humedad que desprendan se despegue la piel ceniza, y los pondremos una fuente con un chorreton de aceite de oliva virgen, sal, pimienta negra y unas laminas de ajo…y en una hora estaran aromatizados y listos para disfrutar.
Un truquillo es guardar el agua que sueltan los pimientos para hacer una vinagreta ahumada con sabor intenso a brasa, pero con saborcillo a pimientos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s